22ºC - Parcialmente nublado
Miércoles, 21 de Noviembre de 2018 |

CON LOS ABUELOS NO/Hoy podría ser ley / Los 5 puntos para entender el ajuste a los jubilados que quiere aplicar el Gobierno

Nacionales18/12/2017 11:28 hs.

Hay 5 aspectos clave que deben ser tenidos en cuenta para el análisis del Proyecto de Reforma Previsional que se tratará hoy en la Cámara de Diputados para su aprobación, que no llegaría de la forma en que Macri y su Gabinete pretenden, sino con algo de resistencia. Ocurre que el principal problema, que no ha explicado bien el Gobierno, es el período que se toma para calcular los aumentos con la nueva fórmula de actualización de las prestaciones sociales. 

  • 1 – La fórmula que rige para la actualización de las llamadas prestaciones sociales (jubilaciones, pensiones y asignaciones universales), que se aplica en marzo y septiembre de cada año, considera el 50% de la variación de la recaudación tributaria de Anses por beneficio y el 50% del cambio de los salarios (Ripte o Indec, el mayor). Es un mix de los aumentos de los recursos tributarios y los salarios en blanco. El aumento según los cálculos de consultoras privadas llegaría a un 15% con el índice actual.
  • 2 – La nueva fórmula que se fija en el proyecto se aplicaría en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. La misma se calcula con una combinación del 70% de la inflación y el 30% del Ripte que es el aumento salarial de los trabajadores del sector formal. Busca que los aumentos se relacionen con la inflación en lugar de la recaudación. El aumento con esta actualización para las prestaciones es del 5,7%.
  • 3 – En junio del 2018 las prestaciones aumentarán nuevamente pero ese incremento se realizaría considerando la variación salarial de octubre a noviembre de 2017 y no de enero a marzo 2018, que es lo que correspondería según la fórmula actual. Por lo tanto, las actualizaciones tendrán siempre un trimestre de atraso con respecto al método vigente y no habrá un factor de empalme. Esto es una señal de alerta para el Gobierno porque dejaría la puerta abierta a futuros juicios contra Anses.
  • 4 – El cambio en la fórmula de ajuste no resuelve el principal problema que tiene el actual sistema de jubilación de reparto que es garantizar el 82% móvil a todos los jubilados que cobran la mínima ya que la Anses no cuenta con los fondos para hacer frente a ese gasto.
  • 5 – El esquema actual contempla otorgar en marzo unos 5.000 millones de pesos a unas 9 millones de personas con un bono que colocará el Estado en compensación por el desfasaje entre el 5,7% de aumento que se otorgaría con el índice nuevo y el 15% que debería ajustarse con la fórmula actual.
FUENTE: QUE PASA SALTA