14ºC - Muy nublado
Sábado, 26 de Septiembre de 2020 |

Crean las primeras mascarillas biodegradables hechas a partir de plátano

General15/09/2020 23:56 hs.



El abacá (Musa textilis), es una fibra originaria de Filipinas, donde generalmente es utilizada en billetes de banco y bolsitas de té por ser tan duradera como el poliéster.  Este material es un pariente del plátano y es una gran alternativa para reemplazar el plástico en millones de mascarillas que se están utilizando en todo el mundo.

Las ventajas de este material es que es mucho más económico para fabricar las mascarillas y se descompone en tan solo dos meses. De acuerdo con el director ejecutivo de la Autoridad de Desarrollo de la Industria de Fibras de Filipinas, con esta pandemia, si todos compramos máscaras hechas de fibras sintética, se acumularán en vertederos porque tardan mucho en descomponerse. 

Debido al enorme impacto de la pandemia causada por el coronavirus, los gobiernos se han enfocado más en pensar en la higiene que en el medio ambiente por lo que los plásticos de un solo uso han aumentado su presencia. 


Muchas empresas no buscan probar con nuevas alternativas o fabricar productos biodegradables debido al alto costo de los materiales, además de sus cualidades y efectividad a la hora del uso médico.  El departamento de Ciencia y Tecnología de Filipinas realizó un estudio que demostró una gran resistencia dentro de las fibras del papel de Abacá mucho mayores que las de la máscara N-95 comerciales además de tener rangos aceptables de porosidad según lo recomendado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los EE.UU.


“La fibra de abacá está ganando popularidad rápidamente a medida que los gobiernos y los fabricantes de todo el mundo escapan para producir prendas médicas más reutilizables y seguras para los profesionales de la salud “, comentó Pratik Gurnani, consultor de Future Market Insights.

Países vecinos de Filipinas como China, India y Vietnam han solicitado este material para el desarrollo de materiales para la salud. Es importante tener en cuenta el impacto medioambiental que tienen todos los productos que estamos utilizando para evitar la propagación del COVID-19.  Esta increíble iniciativa es digna de admirar y más autoridades gubernamentales deberían replicar esta grandiosa idea.