20ºC - Parcialmente nublado
Viernes, 21 de Junio de 2024

CADA AÑO EN CACHI SE QUEMA A JUDAS EN PASCUA, PERO ESTE AÑO FUE UN MUÑECO DE MILEI

Salta02/04/2024 11:27 hs.
2298 lecturas


Horas antes de la quema de cada año se difundieron fotografías del muñeco con la leyenda "Mi-Ley / El Lión", una referencia directa al presidente de la Nación.

A 145 kilómetros de la ciudad de Salta, se encuentra Cachi, pueblo que desde hace algunos años se posiciona como el lugar predilecto para el turismo en los Valles Calchaquíes. Sus atractivos no sólo pasan por el Museo Arqueológico Pío Pablo Díaz, o la cercanía con el Nevado de Cachi, o el Ovnipuerto, sino que también las festividades forman parte de la propuesta.

En semana santa uno de esos atractivos más esperados es "La Quema de San Judas", una tradición que se realiza la noche anterior a la Pascua, y que consiste en una expresión religiosa con impronta regional, ya que se mezcla lo cristiano con antiguas y muy arraigadas tradiciones ancestrales de los pueblos del Valle Calchaquí.

La ceremonia incluye la lectura del Testamento de Judas, un texto irónico y picaresco que describe virtudes y defectos de algunos vecinos y autoridades del pueblo. Al final se prende fuego al muñeco que representa al discípulo Judas Iscariote, quien es reconocido como el traidor de Jesús.

Este año la festividad estuvo atravesada por el escenario político actual y horas antes de la quema se empezaron a difundir fotografías de Judas sentado fuera de la Oficina de Turismo de la Municipalidad de Cachi. Allí se podía leer el habitual texto que lo acompaña: "Soy Judas Iscariote, que por 30 monedas de plata a Cristo entregué y que el Diablo me quitó".

Pero alguien le agregó otro texto: "Mi-Ley / El Lión", en referencia directa al presidente Javier Milei, quien -al parecer- fue catalogado como el Judas de este año en el pueblo. Las imágenes fueron rápidamente difundidas en las redes sociales.

No obstante, entre los pobladores hubo un rechazo mayoritario al agregado del texto referido al libertario, pues lo consideraron una falta de respeto a la expresión de fe y a la figura del Presidente.