22ºC - Soleado
Sábado, 23 de Octubre de 2021

“No soy un chico malo, no sé qué me pasó ese día”: la indignante defensa de un joven que mató a puñaladas a su novia de 18 años

Nacionales29/07/2021 12:49 hs.



Este miércoles comenzó el juicio en Córdoba contra Facundo Jiménez por el femicidio de Aydeé Palavecino, de 18 años y madre de una beba de tres meses. El homicidio ocurrió en Anisacate en junio de 2019, en un violento episodio en el que también hirió a los padres de la víctima la noche del crimen. Esperan que reciba una pena de prisión perpetua.Jiménez, ahora de 23 años, se negó a declarar pero contestó una serie de preguntas de la fiscalía y dejó respuestas que indignaron a la familia de la víctima. “Yo no creo que me haga falta un tratamiento psicológico porque no soy un chico malo. No sé qué me pasó ese día, en ese momento”, comenzó a decir el asesino que mató a su pareja a puñaladas y frente a su hija.

“Si es necesario lo hago, pero solo si comprueban que hace faltapalabras de Jiménez fueron reflejadas por el sitio ”, le respondió al fiscal Mariano Antuña cuando le preguntó si estaría dispuesto a realizar un tratamiento por violencia. Las Resumen de la Región.

Sin embargo, el femicida tiene antecedentes por violencia de género. Cuando Antuña le consultó si algún familiar suyo tuvo problemas con la ley dijo: “No, ninguno. Solo yo salí rebelde. Solo estuve una semana detenido por lo que pasó con Cande y volví a mi casa”, respondió.De esta manera, Jiménez se refirió al día que fue detenido por haber agredido a su exnovia Candela, cuando quiso dejarlo. Incluso, la joven tuvo que soportar el acoso de Jiménez, que llegó a prenderle fuego la moto. Además, le envío una foto con la leyenda: “Vamos a morir juntos”.

“Tuve una relación amorosa con él, al ultimo se puso bastante complicada, anduvimos mas de un año, yo lo dejé y al mes, me seguía hablando, me seguía molestando, me llamó una noche para que hablemos le dije que no y entró al patio de mi casa y me prendió fuego la moto. Yo no estaba en ese momento, estaba en los corsos de Despeñaderos con unos amigos. Tengo dos amigos Bomberos que estaban ese día conmigo y ellos salieron porque escucharon la sirena, después me dijeron que había sido en mi casa”, explicó la joven en su declaración.


Luego el fiscal leyó unas palabras del femicida cuando fue apresado y justificó el crimen: “No quería matar a Aydeé ni hacerle daño a mi hija. La discusión era con mi suegra y se metió mi suegro. Me puse ciego pero estaba consciente. A Aydeé y mi hija no le quería hacer ningún daño”.Ahora, en el juicio en su contra, el acusado se lamentó porque la familia de Aydeé no le permitió volver a tener contacto con la pequeña y se quejó de que los padres de la víctima no dejan que sus allegados la conozcan.Jiménez también contó al Tribunal que se encuentra trabajando dentro de la cárcel en el área de panadería y que recibe dinero por esa tarea. También reveló que está haciendo un “curso de teatro” y que planea reanudar la secundaria.